De acuerdo con la Asociación Americana para la Ansiedad y Depresión, más de 40 millones de adultos en Estados Unidos sufren de desorden de ansiedad. Eso es aproximadamente un 18% de la población total. Los desórdenes de ansiedad son resultado de una combinación de factores que incluyen la genética, personalidad, y eventos de la vida. Los tratamientos más comunes son la terapia y medicamentos como el Xanax y Ativan.

El problema con estas medicinas es que pueden ser muy sedantes y también tienen el riesgo de crear dependencia. Debido a esto, aquellos que sufren de ansiedad buscan una manera alternativa y más natural de manejar sus síntomas.

Los aceites esenciales son una de esas maneras. Han probado aumentar la producción de dopamina y serotonina en el cerebro y aumenta los sentimientos de bienestar mientras reducen el estrés. Los aceites esenciales pueden también disminuir la presión arterial y los latidos del corazón. Siga leyendo para aprender más sobre la manera en que se puede aliviar la ansiedad con aceites esenciales.

Como Usarlos

El modo más común de usar los aceites para el alivio de la ansiedad es a través de un difusor. Los difusores se han popularizado tanto que aun las instalaciones médicas y las oficinas han comenzado a utilizarlos para difundir aceites esenciales para la ansiedad para reducir la tensión y el estrés. Aquí tenemos un par de mezclas que se pueden usar.

Para la calma y el enfoque, combine tres gotas de lavanda, una gota de aceite de menta de su elección y tres gotas de romero. Para reducir la sensación de agobio, pruebe dos gotas de salvia, una gota de ylang-ylang, dos gotas de geranio y una gota de aceite de limón.

Aquí hay algunos otros aceites para tratar de aliviar la ansiedad.:

Jazmín

El jazmín es conocido por su increíble fragancia. También se cree que tiene la capacidad de calmar el sistema nervioso sin la somnolencia provocada por los medicamentos tradicionales para la ansiedad. Funciona mejor si se le permite llenar una habitación a través de un difusor.

Lavanda

La lavanda es uno de los aceites mejor conocidos y más usados para la ansiedad. Se piensa que tiene un efecto sobre la parte del cerebro que controla las emociones. El aceite de lavanda se usa en el baño, en difusores, o se agrega al agua y se usa como aerosol de lino.

Bergamota

Este aceite proviene de las frutas cítricas, y de acuerdo a las investigaciones, las pruebas en humanos y animales han demostraron que es mejora el estado de ánimo y reduce la ansiedad. Este solo se debe usar en un difuso u olerse de una bola de algodón. Si se aplica a la piel aumentara el riesgo de quemaduras solares.

Manzanilla

Otro clásico, la manzanilla es el amado te que se prepara a partir de flores parecidas a las margaritas, pero también promete mucho como aceite esencial. Si bien los suplementos de manzanilla pueden beneficiar a las personas que sufren de un desorden generalizado de ansiedad, la investigación sobre este aceite esencial aún dista mucho de terminar. Agréguelo a su baño o dilúyalo en un aceite portador o crema líquida.

Vetiver

Este aceite proviene de una planta en la India. Un estudio de 2015 demostró que tiene propiedades contra la ansiedad, no muy diferentes a las del popular medicamento contra la ansiedad diazepam. Se puede usar para masajes o en difusor.

Incienso

Este aceite bíblico está hecho del árbol Boswellia y se cree que reduce la ansiedad. Un estudio realizado en 2008 encontró que las personas con enfermedades terminales que recibieron un masaje con incienso, bergamota y lavanda informaron una reducción en la depresión, el dolor y la ansiedad. Se puede utilizar en un difusor o como aceite para masajes cuando se diluye.

Geranio

El geranio proviene de la misma planta que vemos en muchas ventanas. El aceite se ha mostrado reducir la presión arterial y aliviar la ansiedad. Se puede usar agregando un par de gotas a un pañuelo de papel o algodón y poniéndolo debajo de su nariz.

Albahaca

Si bien la mayoría de la gente piensa que la albahaca es un ingrediente básico de la comida italiana, el aceite de albahaca puede ser muy beneficioso para reducir el estrés. Hay dos tipos de aceites de albahaca a elegir. La albahaca santa, que no es la misma albahaca con la que cocinamos, sino que está estrechamente relacionada, tiene un aroma picante de menta que se cree que tiene un impacto positivo tanto en los síntomas de ansiedad físicos como mentales. Se cree que la albahaca dulce, que es la misma que la hierba con la que cocinamos, ayuda a calmar la mente y reduce el estrés sin las propiedades sedantes de los medicamentos tradicionales para la ansiedad. Para usar cualquiera de los dos, agregue unas gotas a un difusor, pero recuerde que menos, es más. Tienen aromas potentes, así que úselos con moderación

En Conclusión

Es importante recordar que ningún aceite esencial es una panacea. Si los ha estado usando por un tiempo y su ansiedad no ha mejorado o empeorado, hable con su médico. Use los aceites para la ansiedad con moderación, un poco nos lleva más lejos y asegúrese de saber cómo se debe usar cada uno de ellos.

Si un aceite no funciona para usted, pruebe otro o experimente con una mezcla. Si experimenta cualquier problema irritación de senos nasales, piel o vías respiratorias, o dolores de cabeza, detenga su uso inmediatamente. No use aceites para tratar la ansiedad en niños a menos que sea bajo la supervisión de un médico.

No se preocupe si su ansiedad no desaparece de inmediato, ya que los aceites pueden tardar un tiempo en surtir efecto. Si no ha notado ninguna mejora después de una o dos horas, es posible que el aceite no sea efectivo para usted o que simplemente sea viejo y ya perdió su potencia.

La ansiedad puede ser debilitante, pero los aceites esenciales pueden brindar un alivio real. Hay muchos tipos diferentes que pueden mejorar el estado de ánimo, reducir la presión arterial, aliviar el estrés e incluso calmar las emociones. Investigue cada uno con cuidado y asegúrese de seguir las instrucciones de uso.

Pruebe algunas mezclas para obtener más alivio. Puede quedarse con los favoritos como la lavanda y la manzanilla, o probar nuevos aceites como el Vetiver. Existe una gran variedad de aceites esenciales para la ansiedad, por lo que, si uno no parece eficaz, no tenga miedo de probar otro.

La ansiedad no tiene por qué llevarle a querer parar su vida de golpe, y no tiene por qué usar medicamentos que le sedan y son creadores de habito. En su lugar, pruebe los aceites esenciales y maneje su estrés de manera natural y fácil con un enfoque holístico.

Pin It on Pinterest

Share This