Los tratamientos naturales se han usado durante la mayor parte de la historia humana. Fue tan solo en las últimas décadas que comenzamos a usar soluciones químicas para resolver nuestros problemas. Estos tratamientos naturales son increíblemente efectivos, tienen muy pocos efectos secundarios, y se pueden aplicar en casa en vez de requerir una receta de un médico o enfermera.

Si bien los aceites esenciales no pueden curarlo todo, pueden resolver más problemas de lo que cree. Hay decenas, si no cientos de aceites esenciales y cada uno de ellos tiene propiedades únicas que le permiten curar un problema específico. Durante siglos se ha sabido que Muchas de estas hierbas, hojas y especias, curan estos problemas y se han escrito textos los cuales han pasado a lo largo de la historia.

Si le interesan los productos naturales antes de probar los medicamentos químicos o por prescripción, los aceites esenciales son un buen inicio, especialmente para resolver problemas de la piel. Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, pero muy pocas personas le brindan cuidados, eligen químicos agresivos como los champús que pueden eliminar los aceites naturales de nuestro cuerpo, por lo cual los aceites esenciales muy a menudo son útiles y restauradores.

¿Qué son los Aceites Esenciales?

Los aceites esenciales son simplemente, versiones altamente concentradas de los aceites que encontramos en la naturaleza. Estos aceites se encuentran a menudo en las hojas, raíces y muchas hierbas que podemos encontrar alrededor del mundo. En vez de tener que usar grandes cantidades del producto natural, es posible exprimir lo mejor de estos productos con máquinas modernas para que podamos usarlos en nuestro hogar.

Un fantástico ejemplo de esto es el aceite de lavanda. La lavanda cruda no contiene una gran cantidad del aceite, y por lo tanto puede necesitar una gran cantidad de espigas para poder extraer el aceite y usarlo directamente o con los elementos de aroma.

¿Sirven los Aceites Esenciales?

Ciertamente funcionan, pero la razón por la cual la gente piensa lo contrario es porque algunos vendedores sin escrúpulos les han vendido aceites para condiciones las cuales no pueden tratar. Los aceites esenciales se encuentran de manera natural en las plantas y, estas plantas se han usado para dolencias específicas por siglos. No obstante, no son un tratamiento que lo cure todo, por lo cual es importante entender las limitaciones de cada aceite.

Elegir los Aceites Esenciales Correctos para Curar sus Problemas

Uno de los problemas más grandes que se presentan es cuando la gente elige los productos equivocados para sus dolencias. El jengibre, por ejemplo, es conocido por su propiedad de aliviar las náuseas, pero no le va a ayudar con la relajación muscular o la ansiedad. Entender el propósito de cada extracto es especialmente importante para obtener beneficios de estos productos.

Aceites Esenciales para Problemas de la Piel

Podría decirse que el uso más eficaz de los aceites es para la piel. Los aceites se pueden aplicar muy bien a la superficie y, como no es necesario que sean absorbidos por el cuerpo, solo en las capas gruesas del tejido de la piel, pueden ser mucho más efectivos que en otras afecciones.

El árbol de té, por ejemplo, es conocido por ser altamente antiséptico y por lo tanto se puede emplear en el tratamiento de condiciones como el pie de atleta, tiña, y otras infecciones bacterianas. En un sentido más día con día, los aceites de árbol de té se usan para para tratar el acné y espinillas debido a que combaten la bacteria que se encuentra en la piel y que puede causar el taponamiento de los poros y el acné.

El aceite esencial de rosa es muy usado por una gran variedad de compañías productoras de productos para la piel debido a su capacidad para estimular y desbloquear los poros. El romero puede ser antiséptico y puede ayudar con problemas en la piel, el cuero cabelludo y el cabello.

Aceites Esenciales para las Cicatrices

Las cicatrices pueden ser increíblemente deprimentes y puede dañar la autoestima. Pero los aceites esenciales pueden ayudar a reducir la cicatrización que ocurre cuando se cura la piel, suavizándola y permitiéndole rejuvenecer. Hay una gran variedad de aceites que pueden funcionar para la cicatrización porque es un problema relativamente común; algunos de los mejores son la lavanda y el limón.

La lavanda es un aceite antiséptico que se cree ayuda a suavizar la piel y eliminar las bacterias de modo que las heridas puedan cicatrizar adecuadamente, mientras que el limón es vigorizante y puede estimular el crecimiento de piel nueva para maximizar la sanación.

Aceites Esenciales Para Moretones

Al igual que con las cicatrices, tratar un moretón es reducir la inflamación y permitir que sane la piel. Dos de los mejores aceites para estas lesiones son la lavanda y el árbol de té. La lavanda es antiséptica y el árbol de té es fantástico para reducir la inflamación y permitir su curación minimizando el dolor causado por la lesión.

¿Qué Hacer si Tiene Inflamación de la Piel?

Si sufre de inflamación, debe emplear las recomendaciones médicas tradicionales como aplicación de hielo y descansar en conjunto con ciertos aceites esenciales. Uno de los aceites más comunes para la inflamación es la manzanilla que tiene propiedades calmantes y tranquilizantes. Funciona muy bien para aliviar las articulaciones inflamadas y músculos adoloridos, pero también puede ser útil en el tratamiento de la inflamación de la piel.

La manzanilla, antes conocida como manzanilla romana o manzanilla noble, es antiinflamatoria, razón por la cual a menudo se usa para tratar el eczema y otros síntomas de inflamación. Se puede usar múltiples veces al día según sea necesario junto con el aceite de rosa. Se piensa también que el aceite de rosa es antinflamatorio, en especial cuando hay resequedad de la piel y también tiene un aroma dulce y floral que es bastante agradable.

Aceites Esenciales Comunes y Sus Usos

Ya hemos cubierto un amplio rango de aceites esenciales en esta publicación, sin embargo, hay muchos otros que puede usar para tratar esta clase de afecciones:

La bergamota se destila de la cáscara de frutas cítricas como la naranja amarga y se conoce por equilibrar el estado anímico y sus propiedades sanadoras de la piel.

El clavo se extrae de los capullos de la flor aromática y tienen increíbles propiedades de aliviar el dolor y se usan de igual manera para tratar la náusea y la inflamación. Los aceites de eucaliptol se extraen de árboles y tiene un aroma mentolado muy marcado. Este aceite se usa generalmente como analgésico, pero también es antimicrobiano y puede estimular el Sistema inmune.

Pin It on Pinterest

Share This