Cuando se usan correctamente, los aceites esenciales no tienen muchos efectos secundarios negativos. De hecho, hay mucha evidencia de que los aceites esenciales son una herramienta increíblemente poderosa y curativa. Sin embargo, es fácil hacer un mal uso de ellos si no sabes lo que estás haciendo. Lo más importante a recordar cuando se usan aceites esenciales es que están muy concentrados. Un poco de este es muy concentrado. Aquí hay algunos otros consejos importantes sobre la seguridad en el manejo de los aceites esenciales.

Aprenda a Aplicar el Aceite que Está Usando

La manera en la que usa sus aceites puede determinar cómo reaccionara o no a ellos.

Existen tres maneras principales de aplicar los aceites esenciales.

  • Aplicación tópica
  • Inhalado
  • Uso Interno

Es importante saber cómo aplicar el tipo de aceite que está utilizando. No todos los aceites se pueden usar de la misma manera con seguridad, y no todos los aceites son seguros para todas las personas. Aquellos con sensibilidades específicas pueden responder mal a aceites más intensos como el aceite de árbol de té. Algunas personas tienen sensibilidad a algunos aceites esenciales de ciertas maneras. Lo bueno de los aceites esenciales es que no pueden causar una reacción alérgica. Los siguientes síntomas indican una sensibilidad al tipo de aplicación de aceite que ha utilizado.

  • Problemas digestivos
  • Respiración difícil
  • Urticaria o erupción
  • Comezón
  • Dolor o inflamación

Si se presentan cualquiera de estos síntomas, no se preocupe. Puede intentar con un método de aplicación diferente o usar otro aceite.

Aquí hay algunos consejos sobre los aceites esenciales para cada tipo de aplicación.

Tópica

Uno de los errores más grandes que comete la gente al usar aceites esenciales por primera vez es poner el aceite directamente sobre la piel. Los aceites sin diluir son muy potentes y pueden causar irritación y picazón. En su lugar, ponga un par de gotas en un aceite portador, como el aceite de coco o jojoba. Los aceites portadores no reducirán el efecto del aceite esencial, sino que se asegurarán de que se distribuya de manera correcta.

Aquellos que no hayan usado aceites esenciales antes podrían tratar de usar mucho, solo para descubrir que es demasiado fuerte. Los aceites esenciales son esencia vegetal altamente concentrada. Están hechos para usarse en pequeñas dosis. Tratar de usar más de unas pocas gotas puede causar uno o más de los síntomas enumerados anteriormente.

Estos son algunos de los mejores lugares donde se pueden usar los aceites esenciales en su cuerpo:

Evite poner aceite esencial cerca de los ojos o de los oídos ya que son los puntos más sensibles del cuerpo.

Inhalación

Hay dos maneras comunes en que las personas inhalan los aceites esenciales: usar rocío para liberar algo del aceite en el aire y difundirlos en forma de vapor. La inhalación es una de las formas más seguras de usar aceites esenciales, ya que es muy difícil alcanzar niveles peligrosos debido a la vaporización. Si desea difundir sus aceites esenciales, asegúrese de comprar un difusor diseñado específicamente para trabajar con ellos. Se deben evitar los humidificadores. Si bien los aceites portadores son esenciales para la aplicación tópica, no deben utilizarse en un difusor. Esto lo puede dañar.

No use un difusor durante más de 45 minutos a la vez. Asegúrese de que el espacio que está usando esté bien ventilado, de modo que la niebla tenga un lugar adonde ir. También deberá almacenar sus aceites lejos del fuego, ya que son altamente inflamables.

Tenga cuidado al difundir aceites cerca de bebés, niños, personas con asma, mujeres embarazadas o lactantes, y mascotas, a menos que esté absolutamente seguro de que se pueden usar con seguridad.

Interno

El uso interno de aceites esenciales puede ser increíblemente peligroso si no se realiza de la manera correcta. Algunas personas advierten sobre el uso interno, ya que hacerlo puede provocar reacciones más graves que otros métodos de aplicación.

Sin embargo, hay muchos aceites esenciales que puede estar ingiriendo en sus alimentos. Cuando agrega limón a su té, orégano a la salsa o pone canela en su pan tostado, está ingiriendo los compuestos que se encuentran en los aceites esenciales. Los aceites concentrados pueden ser una excelente manera de atacar áreas problemáticas específicas cuando se usan correctamente. Rociar un poco de aceite en su comida puede ser una excelente manera de ingerir aceites esenciales. No debería necesitar más de una gota o dos para sus necesidades.

Mezclar diferentes tipos de aceites esenciales puede ser increíblemente peligroso. Evita mezclar sus propios aceites e ingerirlos. Si desea usar varios aceites a la vez, prefiera las mezclas previamente hechas. Las mezclas de aceites deben indicar si son seguras o no para ser ingeridas. Si alguna vez no está seguro sobre la seguridad de ingerir un aceite específico, consulte a su médico o un profesional de aceites esenciales.

Cuando use aceites internamente, asegúrese de usar aceites de grado terapéutico puros al 100%. Si está tomando medicamentos por prescripción, los aceites esenciales pueden interactuar mal con ellos, por lo que deberá asegurarse de que es seguro tomarlos juntos.

Si desea ingerir aceites para tratar un problema, consulte a alguien que haya tomado un curso para hacerlo. Estas personas están certificadas para saber cómo interactúan los aceites y cómo ayudarle a ingerirlos de manera segura.

Tips de Seguridad de Aceites Esenciales Durante el Embarazo

Los niños pequeños y las mujeres embarazadas son más sensibles a los aceites esenciales que la mayoría de las personas. La mayoría de los experimentos médicos recomiendan evitar los aceites esenciales por completo durante el primer trimestre. Las mujeres embarazadas deben evitar algunos aceites por completo, ya que estos pueden afectar al bebé y aumentar la presión arterial. La mayoría de las etiquetas tendrán advertencias contra su uso durante el embarazo.

Los aceites que se pueden usar con seguridad durante el embarazo incluyen:

  • bergamota
  • jengibre
  • toronja
  • limón
  • sándalo
  • naranja

Algunos aceites que debe evitar durante el embarazo incluyen:

  • Abedul
  • manzanilla
  • canela
  • Eucalipto
  • Jazmín
  • Hierba limón
  • Orégano
  • Árbol del té

Cuando se usan de la manera correcta, los aceites esenciales le pueden ayudar con un número de problemas. Siga estos consejos de seguridad cuando use sus aceites y tendrá una experiencia sin problemas.

Pin It on Pinterest

Share This