Los aceites esenciales se utilizan para mejorar la salud y el bienestar, por lo que lo último que desea es un aceite esencial que le enferme o le cause algún daño. Antes de usar cualquier tipo de aceite esencial, asegúrese de conocer la dosis y el procedimiento de aplicación. Afortunadamente, los aceites esenciales son perfectamente seguros, siempre y cuando se usen de la manera correcta. Aquí tiene todo lo que necesita saber sobre la seguridad de aceites esenciales.:

¿Qué es un Aceite Esencial?

Los aceites esenciales contienen un líquido altamente concentrado hecho de los compuestos aromáticos de las plantas. Cada aceite contiene la esencia de la fragancia de la planta, que es de donde proviene el nombre de "aceite esencial". Solo se requiere una pequeña cantidad del compuesto de aroma para crear una reacción en una persona.

Existen dos métodos principales para la aplicación de los aceites esenciales. Se pueden agregar unas gotas del aceite a un difusor o nebulizador. Estas máquinas dispersan el aceite por toda la habitación, lo que le permite inhalar el aceite. Además, la difusión del aceite también crea un aroma agradable. Otra forma popular de usar aceites esenciales es por la vía tópica. El aceite esencial se combina con un aceite portador, que es un aceite más espeso hecho de semillas, nueces y plantas similares. El aceite portador permite que el aceite esencial se distribuya uniformemente por la piel. 

La Importancia de los Aceites Portadores para el Uso Tópico

Los aceites esenciales son altamente concentrados. Por ejemplo, una libra de aceite esencial de rosa requiere aproximadamente 1,000 libras de rosas. Una libra de aceite de menta requiere 256 libras de hoja de menta. Cada gota de cualquier aceite esencial es increíblemente poderosa.

Mucha gente usa demasiado aceite esencial equivocadamente. Más no es igual a mejor. Los aceites esenciales no están diseñados para aplicarse directamente de la botella a la piel. Antes de usar un aceite esencial por vía tópica, primero debe diluirse con un aceite portador. Los aceites portadores más comunes incluyen aceite de coco y aceite de jojoba. Los aceites portadores se encuentran en ungüentos, lociones y bálsamos diferentes. Son la forma más efectiva de diluir los aceites esenciales. En general, se debe usar una cucharadita de aceite portador por cada tres a cinco gotas de aceites esenciales. La mezcla se frota directamente sobre la piel, donde debe ser absorbida rápidamente. El aceite portador lleva literalmente el aceite esencial a la piel.

Problemas Potenciales del Uso Tópico

La primera regla de seguridad de aceites esenciales es nunca aplicar los aceites esenciales directamente sobre la piel. Mezcle siempre primero con un aceite portador apropiado. Por sí solos, los aceites esenciales son demasiado poderosos. (Esto puede causar cierta confusión porque muchas veces las personas usan la frase "aceites esenciales" cuando se refieren técnicamente a una mezcla de aceites esenciales y portadores). El contacto con aceites esenciales no diluidos puede causar erupciones, irritación y otros problemas de la piel. También puede provocar dolores de cabeza, visión borrosa e incluso problemas respiratorios.

Ahora, a medida que aprenda más sobre los aceites esenciales, descubrirá que algunos se pueden usar sin diluir. La lavanda, la rosa y la manzanilla son por lo general, seguras si se frotan sobre la piel en pequeñas cantidades. Sin embargo, el uso de aceites sin diluir no tiene beneficios particulares, sin embargo, los problemas potenciales son enormes, por lo que la mayoría de los expertos recomiendan diluir todos los aceites esenciales antes de usarlos. Además, diluir aceites es también una opción más económica.

Usar los Aceites Tópicos con Seguridad

Cuando use cualquier aceite esencial, comience siempre con una pequeña cantidad hasta que sepa cuál será la reacción de su cuerpo. Aplique solo un pequeño círculo de la mezcla de aceite esencial / portador en la parte posterior de su mano o en su brazo. Espere unos 30 minutos. Debería ver algún enrojecimiento, sentir picazón o cualquier otra cosa inusual. La mayoría de los problemas tópicos se notarán rápidamente, dentro de los primeros cinco minutos en general.

Si nota un problema, hay dos causas potenciales. El aceite esencial puede ser demasiado fuerte. Asegúrese de haber agregado suficiente aceite portador. Considere agregar más y luego aplicar otra pequeña cantidad de la nueva mezcla en otra área de su cuerpo. Por supuesto, si la primera reacción fue severa, es probable que deba evitar usar el aceite por completo.

La segunda causa de irritación puede ser una alergia potencial. Si bien puede ser alérgico al aceite esencial, también puede ser alérgico al aceite portador. Es posible que tenga que probar diferentes combinaciones de aceites esenciales y portadores para determinar posibles alergias. Consultar con un dermatólogo también puede ayudar a identificar la fuente del problema. Cuando se aplican aceites tópicos, evite las áreas sensibles. Nunca ponga aceites esenciales en sus ojos, boca u oídos. Evite también aplicar aceites esenciales en las áreas genitales. Los lugares más seguros y efectivos para aplicar los aceites esenciales son el cuello, muñecas, pecho, sienes y la planta de los pies.

Seguridad al Difundir los Aceites Esenciales 

La mayoría de los aceites esenciales pueden inhalarse de forma segura a través de un difusor o incluso respirando indirectamente desde la botella durante un corto período de tiempo. Sin embargo, al igual que con los aceites esenciales para la piel, usar demasiado aceite en el difusor puede ser un problema.

Ponga en el difusor alrededor de cinco gotas a la vez. Eso es suficiente para llenar una habitación sin que resulte abrumador. Además, llenar el difusor demasiado aumenta el riesgo de un incendio accidental. Nunca deje un difusor de aceite o un nebulizador en una habitación vacía. Si los aceites esenciales forman parte de su rutina de sueño nocturno, use un difusor con apagado automático.

Encontrar Aceites Seguros y de Alta Calidad

Investigue sobre la marca de los aceites esenciales que adquiera. Cada aspecto en el desarrollo del aceite esencial debe tener un estricto control de calidad, desde el cultivo de la planta hasta el proceso de refinación hasta el eventual embotellamiento y almacenamiento. La seguridad con los aceites es quemarlos con moderación. Use siempre abundante aceite portador para diluir el aceite esencial antes de aplicarlo sobre la piel. Use unas pocas gotas en el difusor. En tanto siga las precauciones de seguridad apropiadas, los aceites son una manera efectiva de mejorar la salud de nuestro cuerpo. 

Pin It on Pinterest

Share This